Este servicio está orientado a aquellas empresas que no puedan financiar un sistema de seguridad física o virtual, este servicio consiste en un estudio de seguridad de las instalaciones de nuestros futuros clientes en el que se identifican los sectores sensibles y vulnerables de los recintos, con este estudio el personal de supervisión de nuestra empresa realiza rondas periódicas por sus instalaciones con el fin de controlar y verificar que todo funcione como lo desea el cliente. En el caso de existir novedades el personal de supervisión dará un reporte inmediato desde el propio lugar del evento mediante un informe con fotografías y se accionaran las medidas de contingencia que se hayan acordado.